Ginkgo biloba
El extracto de las hojas del árbol Ginkgo biloba se considera un eficaz remedio natural para combatir trastornos circulatorios asociados al envejecimiento. Te explicamos sus principales beneficios y cómo tomarlo.
  • El dolor y pesadez de piernas provocado por una deficiencia en el flujo circulatorio de las extremidades inferiores conocido como claudicación intermitente, que padecen muchas personas, sobre todo en la madurez y la vejez, pero que también se da en personas obesas, sedentarias o con trastornos de la circulación sanguínea. Puede resultar muy limitante y generar mucha desazón y malestar a quien lo padece. El Ginkgo se ha demostrado eficaz para aliviar sus síntomas y reducir las molestias cuando se toma en tratamientos prolongados y sistemáticos.
  • Las sensaciones de vértigo, mareos ocasionales y episodios de migraña, vinculados con una disminución del riego sanguíneo a nivel cerebral, pueden también ser combatidos con tratamientos a base de Ginkgo biloba.
  • Trastornos venosos asociados a una circulación sanguínea deficiente, como las varices y las hemorroides, encuentran en estas hojas una solución fácil de preparar, ya sea por vía oral, o en forma de baños y friegas muy reconfortantes, pero los expertos aconsejan asociarlo a otras plantas que le superan en eficacia como el castaño de Indias, el meliloto o el rusco.
  • Se ha indicado para la prevención de tromboemboliasarteriosclerosis y derrames cerebrales, por tener efectos vasodilatadores y antioxidantes, que actúan sobre el mecanismo vascular. Puede constituir una gran ayuda para facilitar la recuperación a personas que han padecido este tipo de accidentes vasculares.
  • Puede ayudar a potenciar la memoria y la capacidad de concentración, un punto sobre el que ya no existe tanto consenso y que en algunos foros se considera falto de veracidad científica. Los extractos de esta planta pueden llegar a mejorar hasta en un 9% el riego sanguíneo a nivel cerebral, comparándose en eficacia con muchos medicamentos que tienen la misma finalidad. A juicio de los expertos se precisan tratamientos a largo plazo para que puedan llegar a apreciarse resultados significativos.
  • La percepción de timbres o sonidos en los oídos o tinnitus son también tratados con extractos de Ginkgo, sobre todo cuando este trastorno está relacionado con problemas vasculares. El Ginkgo aporta toda la fuerza de su efecto vasodilatador.
  • Se ha prescrito también para el tratamiento de procesos depresivos no profundos en personas mayores. Estos procesos pueden estar asociados en muchos casos a una insuficiencia cerebral y a una reducción de los receptores de serotonina –un neurotransmisor–en las células nerviosas del cerebro, por ello se considera que el Ginkgo puede ayudar a combatir la depresión cuando existen alteraciones vinculadas al envejecimiento.

 

Cómo tomar Ginkgo biloba

 

  • Para aliviar la pesadez de pies y piernas, por problemas de mala circulación
    Combinas a partes iguales hojas de ginkgo, 
    hamamelis, castaño de Indias y vid roja. Tres cucharadas soperas de la mezcla por litro de agua. Lo hierves dos minutos, dejas que repose cinco más, y viertes la infusión en un balde para descansar los pies y las piernas en agua durante 15-20 minutos. Luego puedes repetir la operación con un baño con agua de hamamelis.
  • Para aliviar las variceshemorroides y calambres por trastornos de insuficiencia venosa
    A partes iguales, ginkgo, hamamelis, ciprés y rusco. Dos cucharadas de la mezcla por medio litro de agua. Infundir 10 minutos y colar. Tomar 2-3 veces al día, edulcorado con 
    miel de romero, antes de las comidas.
  • Para aliviar la migraña y la sensación de cabeza pesada
    A partes iguales, ginkgo, matricaria, betónica, pasiflora, y anís estrellado como corrector de sabor, pues la fórmula es muy amarga. Separas una cucharada sopera de la mezcla por cada vaso de agua. Hierves apenas un minuto, lo mantienes en reposo otros diez, y cuelas. Puedes tomarte dos tazas al día mientras persista el dolor de cabeza.
  • Gotas vasodilatadoras para la claudicación intermitente e insuficiencia cerebral
    En cantidades de 40 ml, extractos líquidos de Ginkgo, ajo y espino albar, hasta 50 gotas en tres dosis diarias, con zumo de frutas o agua.
  • Tisana para fortalecer la memoria y la capacidad de concentración
    A partes iguales, hojas de Ginkgo, 
    romero, eleuterococo y centella asiática. Lo hierves dos minutos, dejas que repose otros diez, lo cuelas, y lo tomas, en ayunas, 1-2 veces al día, en periodos vulnerables de estrés o confusión. Se puede optar por tomarlo en forma de extracto fluido.

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
Teléfono. (34) 646 06 39 56 argania.es@gmail.com

Llamar

E-mail